Bienvenido a mi Blog

La ansiada continuación de las aventuras de Niebla, el “hijo de las brumas” que se mueve entre el mundo de Dentro y Fuera (de los Cristales de Espejo Rotos) no ha defraudado; basicamente porque la autoimpuesta cruzada personal del heredero al trono de los gitunos no es el único aliciente de esta lectura. Un innegable acierto por parte del autor, demostrado en cómo conceder a la gran mayoría de personajes de su historia, del carisma necesario para dotarles de un trasfondo merecedor de atención.

Niebla y el Señor de los Cristales Rotos. Vol II-Reseña

 

Una cuidada telaraña argumental de la que no se escapan las dos hermanas que en el París actual, se enterarán:

De la verdadera naturaleza de Nina y lo impredecible que se ha vuelto su relación con Hans. De los sentimientos que la muchacha de origen judío despierta en Niebla. De las reales intenciones de Acero para con su hermano mayor, su padre y su pueblo. De como el pasado de Katto vuelve para darle dónde más duelo. De la causa de la inmunidad a la magia de los Capas Negras y cuáles son sus planes para el Reino de los Cristales Rotos. De las motivaciones de Lord Black para hacer lo que hace. De las acciones llevadas a cabo en el pasado por el Señor de los Cristales Rotos y porqué sólo unos pocos privilegiados/desgraciados las recuerdan.

 

A pesar de que la trama lejos de cerrarse parezca multiplicar sus incógnitas y por más que la inmensidad del Reino de los Cristales Rotos se vea centrada únicamente en la Praga de Dentro; el ritmo de este libro es lo suficientemente frenético como para lograr que el lector conecte con la fantasía más épica e inocente; y por extensión, la más básica. Puesto que, como bien he insistido en dejar claro en la reseña del volumen I; todos y cada uno de los recursos literarios propios del género se combinan de forma que ninguno flojea o está fuera de lugar.

 

Dicho esto, o más apropiado escrito esto; sólo nos queda esperar que el Volumen III mantenga el listón y siga demostrando que en lo que concierne a la lectura “lo que importa no es el destino, sino el viaje”.

 

He de reconocer que siempre he sentido predilección por esas lecturas en las que es fácil indentificar, sin margen de error, todos y cada uno de los tópicos del género al que pertenece. Una especie de código interno de cuyo cumplimiento depende el buen funcionamiento de la novela y por extensión mi recomendación de su lectura. Son éstos, unos requisitos, que catalogo de innegociables; cuando la trama se halla relacionada con la investigación de una serie de asesinatos cuyo autor pone contra las cuerdas física y mentalmente a los inspectores encargados del caso. Todo lo que encontramos grossomodo en El Escultor de Cadáveres de César García.

 

El Escultor de Cadáveres de César García-Reseña

Una vez cada venticuatro años, un asesino mata a ocho jóvenes sin conexión alguna entre ellos para desaparecer sin dejar ningún rasto, a excepción de un peculiar tautaje en el pecho de sus víctimas. Al menos así ha sido desde 1966,  según las informaciones manejadas por el Inspector Sanders,  el Inspector Skroto y el Inspector Bosco Black. Tres agentes de personalidades diferentes que deberán hacer a un lado sus diferencias, además de luchar individualmente y en equipo, contra sus demonios internos si quieren meter entre rejas al escurridizo a la par que  eficaz…escultor de cadáveres.

Resulta obligado e inevitable destacar la verosímil interacción entre los tres personajes protagonistas anteriormente citados, tres representantes de tres estilos tan diferentes como dentro de la legalidad a la hora de esclarecer los hechos dentro de una investigación policial. No obstante, lo que más llama la atención una vez se han devorado todas las paginas de este libro es la presencia velada  del elemento sobrenatural. Un recurso que sirve para concebir la trama como realista y desvía con acierto nuestro foco de interés de una explicación fantástica sin fisuras ni cabos sueltos. En último lugar, haremos mención del asesino cuya razón de ser permanece en el más estricto secreto hasta prácticamente el final. Una decisión que lejos de ser brusca y fruto de la falta de ideas, obedece a uno de las técnicas de escritura más complicadas de poner en práctica.  No hacer coincidir el foco de atención del lector con el desarrollo de la historia.

 

Ritmo trepidante, personajes tan desgraciados que les acabas cogiendo cariño y un misterio que supera la capacidad de análisis y de comprensión humana. Si fuera tan fácil aunar todas estas características (entre otras) y escribir una historia que merezca la pena ser leída…cualquiera podría hacerlo.

 

 

El lanzamiento del año y quizás el más importante del rap en este país ya está en la calle, o como sería más apropiado decir en los tiempos que corren, ya se encuentra en formato físico y en todas las plataformas digitales; hablamos del LP El Círculo, la última referencia en solitario del mayor talento (indiscutiblemente) de habla hispana en lo que concierne al arte de ensamblar palabras, cajas y bombos.

 

El Círculo de Kase.O-Reseña

 

Es imposible entender la carrera de Kase.O, sin declarar que su talento ha sido capaz de infiltrar el género musical que como nadie practica; en el repertorio personal de oyentes, iniciados  o no, de este país y gran parte de América Latina. Una capacidad de persuasión lírica que le ha llevado a sufrir una evolución, que si bien en algunos momentos parece alejarle de los canones de la cultura Hip Hop, acaba evidenciando que sus habilidades creativas son demasiado excepcionales como para cumplir únicamente un número determinado de requisitos o solamente satisfacer a un público específico.

Una envidiable utilización de estilos a la carta y/o gusto del consumidor de la que Jabato Jones hace gala desde la primera frase de El Círculo, donde nos transporta (in)voluntariamente a la época de sus maquetas dejando claro que durante su camino recorrido desde entonces hasta ahora, nadie ha logrado ponerse a su altura. Una verdad como un templo que adquiere su máxima expresión en el que podría ser el mejor corte del disco, Yemen, una retahíla de rimas demoledoras para quienes osan usurpar el trono dondedesde hace años regenta el mc autodeminado como Versátil. No sin antes demostrar que a pesar de su dilatada y exitosa carrera y innegable rol como competente  movedor de masas; sigue con los pies en la tierra y sufre, o por lo menos se desespera como el que más, con el devenir de los acontecimientos en la política de este país; como demuestra en el corte Esto no para.

Pero si el buen hacer del egotrip y  la denuncia social han sido elementos reconocibles en las letras de Kase.O desde su día 1 con el micrófono en la mano, también lo ha sido su amor a la botella, o su contenido siempre que éste fuera licor. Un capítulo de su vida y obra al que ha querido dar un espacio en este Círculo con Viejos Ciegos, de la mano de otros dos grandes abrazafarolas como son Hate y Xhelazz. Cerraremos este apartado del disco, el de los orígenes del mc del bario de La Jota, con dos cortes:

El primero, Rap Superdotado; donde se reúne con sus mejores aliados en esto de traspasar fronteras con la música, regalándonos lo que mejor saben hacer, llámenlo ritmos gordos y párrafos apabullantes…yo prefiero llamarlo rocas.

El segundo, No sé qué voy a hacer; pues yo creo que sí lo sabe convertir a todos los mcs en una legión de Ícaros…porque como bien dijo hace tiempo, su estilo es como el Sol.

Mención aparte para Pavos Reales, un buen tema con lo más granado del reggae nacional del que uno tiene la sensación de verlo desubicado en el conjunto de este disco.

Y ya sólo queda mencionar la otra cara del disco, en la que si bien he de admitir que me ha defraudado cometería una grave injusticia al no reconocer su complejidad y atrevimiento. Y es que no tiraríamos de tópicos y de clichés al declarar que Javier Ibarra Ramos ha utilizado el Círculo para desnudar  su alma, ha optado por sentarse en un diván y confesar sin tapujos todas y cada una de las inseguridades que (quizá) le llevaron y llevan a ser un trovador moderno tan alabado. En canciones como Triste Guapo Tarde o Basureta, se narran episodios alejados del glamour de aquel que se sabe superior e impropios de quien cual Rey Midas de su desempeño, todo lo que toca se convierte en oro. Un voluntario descenso a los infiernos de la introspección que no por ser fácil identificarse con él, lo es también su proceso de elaboración.

No obstante, no todo puede ser un cúmulo de experiencias negativas grabadas a fuego en la mente del Señor Ibarra, y por consiguiente difíciles de superar para el susodicho. Dado que Mitad y mitad, Mazas y Catapultas junto con Amor sin claúsulas dan prueba de la llegada de una persona a su vida que ha sido vital para ayudarle a asimilar toda esa negatividad como algo inherente a la vida, permitiéndonos ser testigos de todas las fases de su relación.

Ya en último lugar pero no por ello menos importante, Repartiendo Arte, claro reflejo de la constante a la par que tormentosa búsqueda del artista de la perfección en su obra. Outro…cuando más amor das, mejor estás”…sobran palabras.

Sólo añadir que como buen artista de éxito e influencia  más que contrastada, Kase.O había levantado una expectativas que era casi imposible cumplir en su totalidad. Complacer a un número tan enorme de seguidores debe de ser una responsabilidad que puede hacer dudar al más confiado, de ahí que su decisión de hacer en el Círculo lo que él ha deseado y no lo que mejor podía encajar en el panorama de la música actual es de aplaudir. Podremos atribuirle muchos calificativos a este disco, pero seguramente de los que más se ajustaría es completo. Pinceladas sutiles de varios estilos e inquietudes en las que Kase.O se defiende, apabulla y maravilla a partes iguales; dejando fecundados innumerables de oídos sensibles.

 

P.D: Disculparán quienes estuvieron involucrados en los diferentes apartados de la producción del disco que no les haya mencionado a ellos o a su labor, el Gran Maestro lo eclipsa todo.

 

 

 

Hay quien jura (y perjura) que el proceso de creación de una buena novela no dista mucho del de un suculento plato, al requerir ambos de una elaboración minuciosa y perfeccionista en la que unos buenos personajes harían las veces de ingredientes,  una trama sólida se vería indudablemente relacionado con los pasos a seguir en la receta y el marco espacio-temporal sería la presentación del manjar culinario. Es ésta una teoría por la que siempre he tenido cierta debilidad, pero que (desgraciadamente)  nunca he tenido la oprtunidad de tener entre mis manos un modelo que se ajuste a la perfección a los parámetros expuestos.  Por lo menos, hasta que adquirí El Rincón de las Tormentas de César García.

 

El Rincón de las Tormentas-Reseña

 

Abel y Caín, Caín y Abel…dos hermanos gemelos que además de sus diferentes complexiones y opuestas personalidades, presentan una diferencia que les hace depender el uno del otro de un modo casi demencial. Caín puede sanar prácticamente cualquier afección Abel es capaz de provocar la más dolorosa de las muertes con sólo proponérselo.  Un par de dones (o maldiciones) que les han acompañado desde su niñez y que inevitablemente les ha convertido en lo que son en la actualidad. Un conserje de universidad privada con planta de portero de discoteca y narcotraficante en su ratos libres en el caso de Caín, un profesor de universidad con nulas habilidades sociales en el  caso de Abel.

Afincandos en un inhóspito lugar conocido como El Rincón de las Tormentas, un refugio al que llegaron huyendo de un turbio pasado y sobretodo como método de desentenderse por completo de su familia. Los dos hermanos llevarán lo más parecido a una vida plácida, hasta que una acusación de asesinato sobre uno de ellos les haga plantearse lo beneficioso de su relación fraternal y la legitimidad o no de sus actos en los usos dados a sus dones. Una especie de lectura de cartilla que desestabilizará física y mentalmente a los dos hermanos.

César García demuestra una vez más que sabe manejar los tiempos del suspense como pocos autores del género, dotando a cada una de sus páginas de una tensión tan adictiva como impredecible y por supuesto, adentrándonos en la psique de cada uno de sus personajes con el fin de empatizar con sus decisiones y lo que las impulsan. Con una versatilidad de registros que consigue plasmar el día a día de un miembro de la jet set social o el de un amo y señor de los bajos fondos. Toda una apuesta segura a la hora de elegir una novela paranormal, con tintes de Thriller y género policíaco.

 

Siempre he pensado que quienes nos criamos o nacimos en los ochenta; tenemos la sana costumbre de hacer pasar, sin poder o querer evitarlo, por un exhaustivo control de calidad a cualquier producto de entretenimiento relacionado con la fantasía o la ciencia ficción que optamos por leer o visualizar. Un minucioso análisis que intuyo se debe a un deseo de reproducir las mismas sensaciones que obras de los géneros anteriormente citados provocaron en nuestra niñez y/o juventud.  Es este un proceso de búsqueda que si bien acaba resultando la gran mayoría de veces agotador e infructuoso, en contadas ocasiones desemboca en un  placentero viaje a nuestro particular “Aquellos Maravillosos Años”…por lo menos en lo que concierne a quien escribe estas líneas, quien ha quedado gratamente satisfecho tras la lectura de Niebla y el Señor de los Cristales Rotos.

 

Niebla y el Señor de los Cristales Rotos de César García-Reseña

 

Dos hermanas intentan soportarse mutuamente durante una lluviosa noche parisina, cuando la aparición de una figura misteriosa de dudosas intenciones para con una de ellas. Les revela la existencia de un libro cuyo contenido narra unos acontecimientos difíciles de definir como fieles a la realidad. Debido a la mezcla de escenarios y épocas tan propios de la cultura general como la República Checa previa a la Segunda Guerra Mundial con una especie de dimensión paralela a la nuestra donde la magia es inherente a todo ser vivo. Como comprobarán Hans y Nina quienes por azares del destino se ven obligados a viajar al mundo de Dentro en compañía y bajo supervisión del tan enigmático como resolutivo, Niebla.

Con una visión un tanto desenfada y bastante gamberra de las criaturas mágicas de siempre, César García nos presenta un mundo lleno de posibilidades para sus habitantes aunque con una jerarquía social y política bien estructurada. Donde, como marcan los canones, una amenaza se cierne sobre él con una virulencia tal que la supervivencia de dicho mundo y su paralelo peligran. Y únicamente la valentía y fuerza de voluntad de Niebla parece ser capaz de revertir esta situación, aunque para ello tendrá que vencer a los temibles capas negras y a algún que otro rival de igual o maor peligrosidad.

Magia a borbotones, gatos que hablan con una labia y poder de seducción que harían palidecer a Don Juan de Marco o a Casanova, brujas, druidas, Señores del Tiempo, hechizos irrompibles, triángulos amorosos…son sólo algunos de los elementos que utiliza César García para llevarnos de vuelta a aquella época en la que los cuentos de hadas y sus personajes tenían la capacidad de traspasar la pantalla o las páginas de un libro.

Al incluir la cadena Fox en su programación del pasado curso televisivo, el famoso cómic de la editorial Vertigo (sección de DC Comics), no eran pocas las voces que intuíamos que esta serie no sería sino una adaptación bastante edulcorada del material original. Una apuesta no demasiado arriesgada pero que permite explorar matices del personaje de la historia, que de no contar con el amparo de la pequeña pantalla no hubieran visto jamás la luz.  Un conjunto de características que convierten en la primera temporada de Lucifer, en un producto con sello propio.

Lucifer 1º Temporada: El Diablo por conocer

La premisa de la serie establece el siguiente escenario; Lucifer agotado de gobernar el  Infierno y hacer sufrir lo indecible a quienes relamente lo merecen, decide abandonar su trono y asentarse en la tierra, concretamente en la ciudad de Los Ángeles; es bastane aunque rebuscada, bien es verdad que también es fácil de asimilar y acorde con los tiempos que corren.  Dado que, sinceramente, ¿quien no ha deseado alguna vez romper con la vida que lleva y empezar de nuevo en otro lugar, a poder ser a kilómetros del original? Y quizá esta es la única coincidencia con el cómic, bueno esa y la consabida relación amor-odio que “el  portador de luz” tiene con su padre, el Todopoderoso o el Altísimo.

Pero centrémonos en los personajes caracterizados en la serie, Mazikeen o la mano derecha de Lucifer, quien acabará por confesar que ha sido arrastrada a unas” vacaciones”  que ella no ha pedido ni deseado, llegando a desarrollar una autonomía y capacidad de decisión  que esperemos sea mejor explorada en la (ya confirmada) segunda temporada.

Lucifer 1º Temporada: El Diablo por conocer

Y qué decir de Amenadiel, la otra cara de la moneda que es Lucifer, su hermano en esta versión. Un ángel de lealtad y objetivos inquebrantables, que a lo mejor por desempeñar funciones para las que no estaba preparado, acaba recorriendo el mismo camino que su hermano. Eso sí, con ligeras variaciones en las etapas.

Lucifer 1º Temporada: El Diablo por conocer

Imposible olvidarse de la protagonista femenina, la detective Chloe Decker. Quien en un principio deja al espectador un tanto desencajado al convertirse en objeto de interés y casi fijación obsesiva de un ser inmortal, a lo largo de los episodios planta una serie de semillas sobre el porqué de su impacto en la cabeza (y el cuerpo) de Lucifer.

Lucifer 1º Temporada: El Diablo por conocer

Se podría decir que a pesar de aportar una visión del carácter de los ángeles y demonios mostrada  en otras series (¿alguien ha dicho los hermanos Winchester?). Lucifer sabe desviar la atención del espectador para entretener con un revisionado de las buddy movies, ¿o debería decir series?, lo suficientemente atípico como para interpretar cada giro de guió como algo innovador o rompedor de moldes. Lo que significa que en absoluto nos encontramos ante un producto fresco, pero sí perfectamente preparado y presentado, del que solamente hemos probado el primer bocado. Queda averiguar cuántos somos capaces de saborear antes de que el alimento se deteriore.

En el apartado de novedades en la parrilla televisiva estadounidense de este último año, nos hemos encontrado con esta serie cuya carta de presentación se define como una vuelta de tuerca a la forma en la que se presenta a las grandes agencias de seguridad de dicho país, en este caso el FBI. Una organización que verá tambalear sus cimientos y la capacidad de análisis de algunos de sus más laureados dirigentes, al producirse  la aparición de  una mujer dentro de una bolsa de deportes en pleno Times Square, que es incapaz de recordar cómo ha llegado hasta allí o algún otro dato relevante o no de su vida, motivo por el cual recibirá el nombre de Jane Doe.

 

Blindspot 1º Temporada: Reinventando al Caballo de Troya

Un misterio tan grande como el origen de los múltiples tatuajes que recorren la totalidad del cuerpo de la mujer, los cuales se hayan estrechamente relacionados con crímenes  del pasado cuya resolución estuvo lejos de culminar y con delitos que están a punto de cometerse en suelo estadounidense. Una valiosa información que obligará al FBI  a crear un grupo específico dedicado íntegramente a averiguar la verdadera identidad de Jane Doe y el porqué de los garabatos de tinta en su piel.

 

Blindspot 1º Temporada: Reinventando al Caballo de Troya

Unos esfuerzos que lejos de verse recompensados, introducirán a los agentes del FBI en una interminable espiral de enigmas y secretos en la que se pondrán a prueba la confianza entre los miembros de esta subdivisión especial. Además de obligarles a enfrentar a sus propios fantasmas, ya provengan éstos de su pasado más lejano o del más reciente.  No obstante, si los dilemas personales de cada uno de los defensores de la ley y el orden dan mucho juego y por lo tanto facilitan la conexión entre el espectador y el casting…el punto álgido se alcanza cuando se descubre la verdadera finalidad de la irrupción de Jane Doe en las vidas de los agentes involucrados en “su caso”.  Un motivo que si bien resulta poco original, pues no es sino un plan maestro de una organización secreta que ansía modificar el funcionamiento del gobierno de los EE.UU en su beneficio, sí que nos deja un amplio abánico de posibilidades para una confirmada segunda temporada dado el estado en el que deja la relación entre compañeros de trabajo que han llegado a considerarse entre ellos como  una familia.

 

Lo mejor: Jamie Alexander se reafirma como una actriz con mayor repertorio del visto en la saga cinematográfica Thor y la añorada Kyle XY. La dupla geek  Patterson y Dr Borden es la definición gráfica de química en pantalla.

Lo peor: Kurt Weller es creíble como macho alfa, pero como nada más.

 

 

La vida en la Tierra de Durn sigue su curso y aunque tras la caída del Emperador Vosper todo parecía indicar lo contrario, la paz y la prosperidad todavía son dos objetivos complicados de alcanzar en esos parajes. Comenzando la novela cinco años después de la derrota del Emperador Inmortal, los hechos nos llevan a la ciudad de Parthos ubicada en las Arenas de la Muerte, donde el siempre alerta Tallin y su fiel dragón Duskeye ayudan en la vigilancia de las puertas de la ciudad. Un procedimiento rutinario que deja de serlo cuando se intercepta a un simple vendedor ambulante con un bote del letal Aceite de Kudu, líquido que con una sola gota puede acabar con la vida de varios hombres, mayoritariamente empleado por los miembros de la Orden Balborita.

La Maldición Balborita de Kristian Alva: Reseña

A partir de ese momento, personajes a los que ya conocemos de anteriores tomos de la saga retornan, tales como Sela y su dragona Brinsop, el vidente Chua y la longeva Starclaw,  la mortífera Skera-Kina y la manipuladora Bolrakei…para bien servir de apoyo o bien  apretar las tuercas del protagonista absoluto de la trama, el enano mestizo Tallin. Quien tomará el relevo de Elias y su poderoso dragón como defensor activo de los valores de la Justicia y la búsqueda de la verdad, indispensables en todo héroe que se precie.

Con La Maldición Balborita, Kristian Alva recupera algunos de los recursos propios de la Literatura Fantástica que mantienen al lector atento a cada línea de cada página e incapaz de abandonar la lectura hasta finalizar el libro, hablamos de una explicación detallada de ciertos aspectos de la cultura de los dragones, referencias continuas a la tensión acumulada durante generaciones entre las diferentes razas que habitan en el mismo territorio, enemigos cuyo trasfondo psicológico es mayúsculo al igual que su reticencia a morder el polvo y por encima de todo la esperanza de que por muy mal que pinte el panorama…aquello por lo que se lucha por más imposible que parezca, puede hacerse realidad.

 

 

 

Concebida como una continuación de la película con el mismo nombre, estrenada en el año 2011 y protagonizada por Bradley Cooper interpretando al exitoso Edward Morra. La serie nos cuenta los cambios en la vida de su protagonista principal y absoluto, Brian Finch (un loser standard) causados por el consumo de  NZT, una droga tan perjudicial como milagrosa.

Limitless 1º Temporada: Descubriendo a Brian Finch

Tras un excepcional episodio piloto; en el que se nos relata como Brian conoce el NZT y los múltiples cadáveres que deja a su paso, su alianza obligada con el FBI para limpiar su nombre y la visita inesperada del ahora Senador, Edward Morra, quien le propone un trato que no está en disposición de rechazar. Presenciaremos durante un total de 22 episodios,  la más que aceptable química entre Brian Finch y Rebecca Harris, interpretada magistralemente por Jennifer Carpenter, otrora entrañable hermana de Dexter, quienes nos regalan unas escenas que se mueven por la delgada línea entre la friendzone y la lealtad más admirable entre camaradas que cada día se juegan la vida.

Limitless 1º Temporada: Descubriendo a Brian Finch

Una contrapartida femenina que no es lo único meritorio del casting de esta serie, en la que brillan varios actores y actrices con una solvencia en sus papeles que convierte la trama principal y todas las anexas a ella; en un entretenimiento constante para el espectador.

Por un lado, destacaremos a los familiares de Brian Finch, siendo sus padres y su hermana quienes más minutos de la trama absorban; teniendo como principal misión, la de preocuparse por el futuro del pequeño de la familia, además de transmitirle sus dudasy miedos  sobre los peligros de la desconocida droga que consume mientras colabora con el FBI.

Limitless 1º Temporada: Descubriendo a Brian Finch

Y por el otro, sus “amigos” del FBI. Quienes como buenos agentes metódicos y amantes del protocolo, tardan (muchísmo) en aceptar el estilo desenfadado aunque siempre bien intencionado de Brian, acabando finalmente rendidos ante la buena fe que empuja sus acciones y principal razón por la que en numerosas ocasiones acaban salvando la vida.

Porque si hay algo evidente desde el opening de la serie, es nuestro rol de testigos de las aventuras y desventuras de Brian Finch…un tipo sin motivaciones o intereses lo bastante “serios “como para convertirse en el eje de su vida. Que de la noche a la mañana se ve y se siente capaz de hacer todo lo que una vez creía imposible. Sí, por supuesto que se trata de una versión descafeinada de cualquier historia de superhéroes, pero ahí reside el encanto del protagonista. Habiendo sido agraciado con uno de los dones más propicios para sucumbir al lado oscuro, decide ser fiel a sí mismo y continuar siendo lo que siempre ha sido, un tipo divertido y simpático con el no dudarías en tomarte unas birras y/o consumir sustancias estupefacientes.

 

P.D: Lo mejor, las didácticas rupturas de la cuarta pared, Jarrod Sands y Piper Baird.

Lo peor, lo poco que sale Piper Baird y que todavía no haya renovado por una segunda temporada.

El Universo Animado de DC sigue su curso y con él, la posibilidad de profundizar en la amplia y trabajada  galería de superhéroes, antihéroes, villanos… Gozando en en esta ocasión del turno para lucirse, el grupo de defensores de la justicia compuesto principalmente por los sidekicks o acompañantes/pupilos de algunos de los miembros de la Liga de la Justicia, los Teen Titans. Una condición que en esta cinta se ha obviado, quizá (dicen las malas lenguas) para realzar la figura del nuevo portador del manto de Robin, Damian Wayne.

Justice League vs Teen Titans: Reseña

 

Con un comienzo de la película un tanto brusco, producido durante el fragor de una batalla entre la Legión del Mal y algunas de sus contrapartidas de la Liga de la Justicia. Tras la victoria de los “buenos”, vemos como uno de los villanos, Wwather Wizard para ser exactos; es poseído inexplicablemente  por una fuerza demoníaca la cual es exorcizada gracias a un plan temerario de Robin quien opta por lanzarle un batwing al objetivo consiguiendo que el espíritu abandone su huésped.  La amenaza ha sido neutralizada pero al ser los métodos empleados para ello más que cuestionables, Batman decide mandar a su hijo con quienes pueda entender las bondades del trabajo en equipo, los Teen Titans.

Uno puede entender que en esta serie de películas haya miembros de la Liga de la Justicia que descansen por facilitar las cuotas de pantalla de los personajes. Pero lo que no tiene ni pies ni cabeza, es que habiendo terminado la última película de este universo animado compartido con una oferta de reclutamiento de Lex Luthor a Orm, en esta primera aparición no aparezcan ni Aquaman ni su díscolo hermano.  Tampo es entendible que el primer enfrentamiento entre Superman y su némesis por excelencia sea físico, siendo una de las principales armas del filántropo más famoso de Metrópolis su intelecto. De los otros duelos, Cheetah vs WonderWoman, Batman vs Solomon Grundy, Flash vs Weather Wizard y Cyborg vs Toymaster…nada que destacar, puro fanservice. No obstante, sí que otorgaré un punto positivo a la relación de hermano mayor-hermano menor que se sigue desarrollando entre Damian y Dick Grayson, aunque ….¿es que nadie piensa en Tim Drake?

Los Teen Titans liderados por Starfire y compuestos por Beast Boy, Blue Beetle & Raven intentan sobrevivir a la arrolladora personalidad de Damian Wayne. Mientras tanto Superman que en este universo es pareja de Wonderwoman, es atacado, todo parece indicar por la misma fuerza demoniaca que poseyó anteriormente a Weather Wizard;  sobre la cual Batman y Cyborg intentan recabar información. Una conversación entre Dick Grayson y Starfire le da una idea a esta última sobre lo que puede necesitar Damian para sentirse miembro del grupo, nada más y nada menos que una tarde de ocio en un parque de atracciones. Un actividad que cumple su objetivo de establecer lazos de camaradería entre los adolescentes con habilidades especiales, además de convertirse en el preámbulo de la presentación del villano de la trama, el padre de Raven. Un demonio de otra dimensión llamado Trigon,  de quien la muchacha lleva intentando huir los últimos años como revela a sus compañeros terriblemente avergonzada.

Ya llegados a este punto, DC ha optado por dejar de actuar de una manera sibilina y ya no pone ningún reparos en colocar a todo lo relacionado con el murciélago en un escalafón superior al del resto de mantos o capas. Sólo así se pueda explicar que el único subalterno de los Teen Titans en la formación que se nos presenta sea Damian, a pesar de que debamos intuir que los miembros no son siempre los mismos y que otros sidekicks (Kid Flash por ejemplo) ya hayan abandonado la formación.
Por otro lado, la posesión de Superman ante una entidad de naturaleza mágica es de obligado cumplimiento para justificar una colaboración entre los jóvenes superhéroes, ya que sólo una acción conjunta y bien planeada puede plantar cara al ser más poderoso sobre la faz de la tierra, ¿verdad? Hablando del último Hijo de Kryton, ¿soy el único que le ves más sentido actualmente a la relación entre él y la princesa de Themyscira que con Lois Lane? Aunque sólo sea por darle otro enfoque a la típica secuencia de rescate de la damisela en apuros.

 

Tras un conato de cita romántico entre Clark Kent y Diana Prince, la entidad demoniaca toma el control absoluto del Hombre de Acero. Lo que se evidencia al ver la excesiva dureza con la que trata al villano Atomic Skull, la cual no pasa desapercibida para Batman, quien alerta a Wonderwoman sobre la diana que una entidad mágica ha colocado sobre todos los miembros de la Liga de la Justicia, quienes por el bien y la seguridad del mundo deben hacerse a un lado hasta encontrar un modo de neutralizar la amenaza.

A su vez los Teen Titans, ya establecidos como un equipo dispuesto a lo que sea por proteger a cada uno de sus miembros; se dirigen a su cuartel general para idear un plan con el que salvar a Raven. Donde a las puertas se topan con Batman, Wonderwoman, Flash y Cyborg quienes les sugieren dejarles el trabajo a los más mayores. Un encuentro con el que los esbirros de Trigon contaban, pues aparecen para infectar a los héroes más expertos y provocar una batalla generacional entre todos los presentes. Raven acaba por entregarse para evitar un derramamiento de sangre y con un Batman autoincapacitado, es labor de los Teen Titans más un Cyborg slavado in extremis el evitar que el mundo se convierta en un infierno, literalmente.

Tras recuperar para la causa a Superman, Kryptonita mediante, quien se encarga de exorcizar a Flash y Wonderwoman. Los jóvenes héroes se adentran en la dimensión de Trigon para escoltar a Raven en su misión de encerrar a Trigon en una prisión mística de la que no pueda escaparse de nuevo. Lo cual consiguen no sin lidiar con aliados del demonio totalmente inesperados y (cómo no) conectados con la Batfamilia, una victoria que les hace ganarse el respeto y la admiración de la Liga de la Justicia, aparte de un nuevo miembro cuya inclusión se intuye más que ocasional.

 

Alegra y alivia que un Superman al que en las últimas películas se ha empeñado en mostrar simplemente como un agente de incomensurable fuerza bruta, de signos de autocontrol y estrategia tan mayúsculos como para derrotar a sus compañeros sin provocarles daños físicos importantes; además de liderarles en el intento de lucha contra Trigon. Respecto a Cyborg, cualquier conocedor de la mitología de DC Cómics sabe que su lugar está con los Teen Titans; grupo con el que mejor encaja dada su edad y parte humana. Sin embargo, debo de mostrarme reacio a justificar la presencia de Ra’s Al Ghul como mano derecha de Trigon, no por la más que conocid relación del líder de la liga de los Asesinos con poderes que sobrepasan las habilidades de un mortal, sino por la sensación de que Dc fuerza la lógica de su mundo para  hacerlo girar exclusivamente alrededor del protector de Gotham.

En resumen, Justice League vs Teen Titans se queda en un quiero y no puedo (o no me atrevo) por parte de la sección de cine animado de DC, el recurso Batman es una pesada losa de la que han optado por no liberarse, lo que supone que una cinta con una premisa digna de tener en cuenta acabe convirtiéndose en un producto audiovisual culpable de caer en clichés imperdonables para el público. Principalmente para aquel que está al tanto de la amplia gama de tramas candidatas a ser adaptadas, sin recurrir a  la presencia mayoritaria del alter ego de Bruce Wayne.